Videos

CONDUCCIÓN EFICIENTE

Una de las cosas que más preocupa actualmente a la industria de la automoción es la reducción del consumo de combustible. Más que nada porque el futuro, si las cosas no cambian mucho, no se presenta nada bien. Salvo que los fabricantes sean capaces de encontrar una alternativa más eficiente -sea eléctrica, de pila de hidrógeno o de agua-, es una realidad palpable que los combustibles fósiles están condenados a acabarse en un plazo relativamente corto de tiempo.

Por tanto, los coches se están diseñando para que cada vez gasten menos combustible, lo que en España tiene un beneficio adicional. Ya no sólo por el ahorro de dinero que supone recorrer la misma distancia con menos cantidad de carburante, sino porque las emisiones de CO2 disminuyen en proporción al consumo. Y esas reducciones del CO2 han hecho que muchos modelos que se comercializan en España estén exentos de pagar el Impuesto de Matriculación, ya que los vehículos que emiten de 0 a 120 gramos están libres de imposición.

Pero los fabricantes son conscientes de que, por mucho que innoven, por mucho que se mejore la aerodinámica y la eficiencia de los motores, una gran parte del consumo se debe a la forma de conducir del propietario. Se estima que casi un 30% del consumo depende de la intervención del piloto.

Aunque en el vídeo que he puesto a continuación queda perfectamente explicado, es muy importante cambiar los hábitos de conducción. La suavidad en el uso del cambio y del pedal del acelerador, así como la anticipación y la adaptación a las circunstancias del tráfico, es fundamental si queremos realizar una conducción eficiente.

Se dice que siendo eficientes podemos llegar a ahorrar hasta 500 euros al año. Pero si el ahorro económico no importa, debemos tener presente la cantidad de gases de efecto invernadero que estamos dejando de emitir simplemente adoptando una serie de normas muy básicas que no cuestan nada aplicar. ¿De qué sirve que compremos un motor diésel pensando en gastar menos combustible si luego vamos a transitar todo el rato en primera o segunda? La clave es emplear velocidades lo más largas posibles, de ese modo el coche irá menos revolucionado.

Un típico comportamiento que hay que tratar de evitar, desde el punto de vista de una conducción económica, es tener que bajar de marcha para afrontar una cuesta hacia arriba. Lo más eficiente sería acelerar en llano con una marcha larga engranada para que el automóvil entre en la rampa con más fuerza, sin necesidad de pisar a fondo el acelerador en mitad de la cuesta. Y otra cosa que tampoco tiene sentido sería dar más gas -eso es lo que hacemos al pisar el pedal del acelerador- cuando vamos cuesta abajo. O poner punto muerto. De todos modos, el vídeo lo explica mucho mejor que yo. Les dejo con él.

Vídeo: ahorrar combustible con unos sencillos consejos

Es una realidad que, conforme aumenta el precio de los combustibles en España, se venden menos litros ya que la gente evita usar el coche para sus desplazamientos habituales. Es más: la recaudación vía impuestos sobre los hidrocarburos está disminuyendo –en 2011 fue un 6,4% inferior a 2010- debido al menor consumo. Pero como parece que los gobernantes autonómicos cierran los ojos ante razonamientos tan sencillos como los de la Curva de Laffer (un excesivo aumento de los tipos impositivos conlleva una disminución de la recaudación), aún quieren exprimir más al contribuyente elevando al máximo el céntimo sanitario. Y no sólo eso, ya que la consejera de Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, ha pedido que todas las autonomías hagan lo mismo que han hecho ellos. Da la impresión de que les aterra que sus administrados, o al menos aquellos residentes en zonas periféricas, crucen la “frontera” para repostar en regiones limítrofes con menos impuestos.

De cualquier forma hay gente a la que no le queda más remedio que utilizar el automóvil para poder trabajar. Es por eso que he decidido difundir el siguiente vídeo, producido por la iniciativa “Ponle freno”, y que pretende explicar de un modo muy breve las cosas que se deben hacer para realizar una conducción más eficiente.  More

Vídeo: Asa Nisi Masa

Permítanme que en este artículo no escriba de motor. O mejor dicho: que escriba menos de automóviles y más de cine. Pero no se preocupen, porque no voy a traicionar la temática de este blog. De hecho, ni siquiera es algo original lo que voy a hacer hoy. Si recuerdan, ya en un par de ocasiones he dedicado algún post a los coches de cine. A mi parecer, ambos son elementos que están indisolublemente unidos. Por eso existe la maravillosa base de datos on line Imcbd, en la que se pueden ver los modelos que han aparecido en alguna película, con capturas de las escenas en las que se pueden ver.

Quiero que hagan un ejercicio de memoria y recuerden una película extraña y onírica, deliciosa como pocas, que destaca por sus poderosas y sugerentes imágenes: “Ocho y medio”, de Federico Fellini. En el barroco imaginario del genial director italiano –al menos en su primera época- los vehículos tienen protagonismo propio. Si en otra entrada hablé sobre el Triumph TR3A descapotable que conducía Marcello Mastroianni en “La Dolce Vita”, en esta ocasión el mismo intérprete y el mismo director articulan varias de sus oníricas escenas gracias a los automóvilesMore

Los coches de dirección

Aunque es una terminología empleada habitualmente, no me gusta nada porque me parece engañosa. Muchos vendedores denominan coches de dirección a los vehículos seminuevos que dicen proceder de la flota de los propios directivos de la marca. Por algún extraño motivo, este origen provoca mayor confianza en muchos potenciales compradores. Hagamos unas sencillas cuentas y verán que algo no cuadra: si cualquier establecimiento de compraventa ofrece este tipo de coches, ¿cuántos altos cargos forman las cúpulas de los fabricantes? A pesar de que el número es bastante más elevado de lo que creemos, nunca podría llegar a cubrir la gran cantidad de automóviles que se encuentran a la venta.

Lo que sucede es que muchos comerciales prefieren enmascarar el verdadero origen de los modelos que ofertan. Lo normal es que sean de buyback o de empresas de renting. Por eso, en algunas ocasiones, -no tantas como pregonan-, sí que pueden proceder de un directivo, pero de cualquier otro sector que seguramente no tenga nada que ver con la automoción. More

La apuesta de Volvo por las nuevas tecnologías

En los últimos años estoy empezando a percibir un cambio en la personalidad de Volvo. En contraposición a la seguridad, como concepto definitorio de la marca sueca en los años ochenta y noventa del siglo pasado, ahora parece que el valor tecnológico está empezando a cobrar más importancia. Y con esto no quiero decir que se haya sustituido la seguridad por la tecnología. Ni mucho menos. Lo que está sucediendo es que se están empleando tecnologías innovadoras para aportar mayor seguridad y confort a los conductores. More

ALEMANIA PARA ADICTOS AL MOTOR

El museo de Mercedes-Benz a la izquierda y el centro de ventas a la derecha. Foto: Wikipedia.

Ahora que ya está dando sus últimos coletazos este largo puente que ha paralizado a España durante una semana, les propongo un viaje sin tener que salir de sus casas. El vídeo, además, tiene doble intención ya que al estar las Navidades tan cerca, tal vez les queden aún vacaciones para poder hacer una escapadilla hasta Alemania, al estado de Baden-Wurtemberg.

La visita al país germánico debería ser obligada al menos una vez en la vida para todo aquel que guste de los coches. Incluso si alguno de los lectores es un “ferrarista” consumado o un fan de los vehículos ingleses, debería conocer una de las mecas de la industria automovilística mundial. Debido a su capacidad emprendedora, su eficacia fuera de toda duda y a su elevada productividad, ha creado muchas de las más destacadas marcas de automóviles que existen hoy en día. Empresas como Mercedes-Benz, Volkswagen, Porsche, Opel,… han hecho de Alemania una de las grandes potencias económicas del panorama internacional.

Lo mejor es que muchas de las marcas se localizan unas muy cerca de otras. Por eso, lo mejor es tomar un vuelo a Stuttgart y una vez allí alquilar un vehículo para moverse por los distintos puntos de interés. Y eso es lo que hicieron los reporteros del canal de viajes en Internet Minube.tv.

Como no todo va a ser coches en la vida, podremos ver una propuesta de actividades a parte de la automoción, con visitas más lúdicas o culturales a ciudades como Heidelberg, con su hermosísimo centro histórico, o el lago Titisee, en la Selva Negra.

Como los lectores no entran en este blog para informarse sobre viajes, vamos a hablar de lo que tiene más relación con nuestra temática.

Uno de los puntos de interés que salen en el vídeo es el circuito de Hockenheim. Como es previsible en una región totalmente dominada por la industria automovilística, es normal que dispongan de un gran circuito de carreras. Entre otras muchas, la prueba más destacada que suele albergar es el Gran Premio de Alemania de Fórmula Uno.

Sin embargo, este autódromo no es el único lugar mostrado en este viaje por Baden-Wurtemberg. Lo que más gusta a los fanáticos de los coches serían los museos de las dos marcas que tienen su sede en Stuttgart: el de Mercedes-Benz y el de Porsche. En ambos casos son edificios de carácter futurista creados con la intención de realizar un recorrido expositivo por el devenir histórico de ambos fabricantes.

Cerca de Stuttgart, en Neckarsulm, Audi tiene una fábrica en la que construye modelos tan exclusivos como el R8 o el A8. Junto a sus instalaciones fabriles, la marca de los cuatro aros ha erigido un edificio denominado Audi Forum, que alberga actividades de representación social de la marca, así como eventos publicitarios.

Disfrutemos del vídeo, no sin antes emplazar a los lectores que ya conozcan algunos de estos lugares para que compartan sus experiencias con nosotros a través de los comentarios.

VÍDEO: LA CIUDAD DE LAS PRÓXIMAS DÉCADAS

Foto: www.festivalofideasnyc.com

Estoy convencido de que hay que mirar al futuro. Pero no puedo dejar de hacerlo a través de la perspectiva actual. Debido a eso, por más que tengo claro que el porvenir de la movilidad personal va a ser muy distinto, sigo imaginándolo con parámetros de este tiempo. Puede ser que no esté dotado para la ciencia ficción. O quizás es que soy excesivamente racional.

De cualquier forma, muchos coinciden en afirmar que, en caso de que sigan exisitiendo los coches dentro de unos años, estos no dispondrán de un motor de combustión. Por eso me produce miedo observar que en España el precio de la energía eléctrica está sufriendo una escalada de precios que parece no tener límite. ¿Qué será de los precios de la luz cuando aumente todavía más la demanda debido a la implantación mayoritaria de los vehículos eléctricos?

No obstante, leyendo los trabajos del Audi Urban Future, tal vez mis miedos sean infundados y no tenga tanta importancia la energía que mueva a los automóviles. Es díficil predecir lo que sucederá a medio plazo. Por eso me encanta la forma de ver el futuro de algún gurú como Chris Anderson, director de la revista Wired: “Conduje mi coche al trabajo. Cada elemento de esta frase será ridícula para mis hijos. ¿Conduje? , que el coche tenga que conducirse será arcaico para ellos. ¿Mi coche, la noción de propiedad también va a cambiar. ¿Al trabajo? Implica que hay una localización donde se trabaja, cuando cada vez más la gente trabajará en cualquier lugar”.

Como ya dijimos en un especial sobre el simposio organizado por la marca de los cuatro aros, la tendencia para el año 2030 es que la tierra estará habitada por 7.000 millones de personas. El 70% de ellos vivirán en megaciudades. Y no hace falta irse a grandes urbes como Nueva York, Bombay o Ciudad de Méjico. En nuestro propio país cada vez se está acusando más una propensión a la concentración de grandes masas de población en unas pocas áreas metropolitanas, frente a un despoblamiento masivo de grandes zonas caracterizadas por su baja actividad económica.

A pesar de haberlo tratado ya, el asunto me parece muy sugerente y creo que puede dar para varios post. Por eso he seguido investigando por mi cuenta y me he leído prácticamente todo lo que ha caído en mis manos sobre el futuro del urbanismo. Y el urbanismo debe evolucionar a la par que el automóvil. Es imprescindible que ambas partes remen en el mismo sentido, ya que la gente no va a renunciar a los coches, por muy incómodas que se vuelvan las ciudades.

El vídeo que complementa este post es muy visual y ayuda a entender los conceptos que manejan los expertos reunidos por Audi para que, a base de creatividad e imaginación, dirijan su mirada al futuro con la intención de anticiparse al mismo. Los temas que tratan son apasionantes pero muy complejos. Incluso a veces cuesta entenderlos. Como explican de un modo muy certero en la revista Autopista, las palabras se entienden pero se pierde gran parte del mensaje por culpa de unas afirmaciones algo rebuscadas y de unas preguntas con respuestas implícitas, apenas sugeridas, levemente susurradas.

Parece que nos encontramos ante una revolución protagonizada por las redes sociales y la interactividad. El mundo ya está interconectado, y el futuro parece percibirse como un entramado cada vez más tupido de redes de distintos niveles. La tecnología evoluciona a velocidades sorprendentes, sobretodo en el ámbito de las comunicaciones. Quizás dentro de veinte años ya no sea necesario que las ciudades queden delimitadas por espacios exclusivos destinados a peatones y otros para los coches. Tal vez nuestros nietos caminen por vías sin aceras ni carriles que canalicen el tráfico.

La electrónica parece indicarnos que el asfalto terminará por convertirse en “inteligente”. Entonces todos los que usan las calles podrán circular por ellas, reservando su uso mediante diodos luminosos. Por otra parte, las trayectorias de los automóviles serán previsibles y un sistema de inteligencia artificial podría ordenar y redirigir el tráfico en caso de existir la posibilidad de una colisión. De ese modo, la tecnología coordinaría el uso compartido de la calle por vehículos y viandantes.

VÍDEO: CRASH TEST

Foto: www.techeblog.com

Tenía pensado escribir sobre los distintos organismos que realizan pruebas de choque, para que los lectores entiendan la forma en que se llevan a cabo estos tests. Pero buscando algo de información en distintos foros, me he encontrado con una serie de pruebas de impacto que lleva a cabo el espacio televisivo Fifth Gear. La intención de las mismas es más didáctica que ciéntifica. Al contrario que los crash test realizados por entidades oficiales, que tienen por misión evaluar la seguridad activa y pasiva de los distintos modelos a la venta, estos vídeos grabados por el programa tienen una clara intención: asustar a la gente para que no corra tanto con el coche. Con esto no quiero decir que estén manipulados, pero es evidente que tienen una intencionalidad muy similar a la de Pere Navarro y la Dirección General de Tráfico en España.

El vídeo que veremos a continuación es bastante conocido en Internet. De hecho, me lo habían recomendado ya varios amigos y compañeros de trabajo. Todo el mundo piensa que si un vehículo se estrella contra un muro a 193 kilómetros por hora el resultado es previsible. Cualquiera diría que es muy probable que los ocupantes fallezcan o queden malheridos. Pero lo que nadie puede pensar es el que automóvil termine tan aplastado como un acordeón, reduciéndose en dos tercios de su tamaño original. Por no hablar de que el coche -un Ford Focus- tarda 68 milisegundos en decelerar de 193 kilómetros por hora a 0 kilómetros por hora. Dicho impacto generaría fuerzas de deceleración de casi 400 G. Si el record de aceleración horizontal lo tiene el coronel estadounidense John Stapp que fue capaz de soportar 46,2 G, no hace falta ser un experto en física para comprender las consecuencias de estas brutales fuerzas en el cuerpo humano.

Como los domingos parece que la gente está algo más vaga y prefiere ver vídeos a leer, vamos a dejar el especial sobre los crash test para otro día y nos vamos a centrar en este vídeo divulgativo de Fifth Gear.

No obstante, antes de empezar a verlo, voy a plantear una duda que tal vez alguno de los lectores pueda responder. ¿El resultado sería igual si dos coches que circulan a 100 kilómetros por hora en direcciones opuestas impactan de frente? Lo digo porque el equivalente sería también de 200 kilómetro por hora. En cambio me parece que a esa velocidad los vehículos no quedan tan destrozados. De hecho, es un accidente excesivamente habitual en las vías españolas de dos sentidos, en las que un automóvil invade el carril contrario e impacta contra otro. Lanzo al aire la cuestión para que alguien más experto que yo la responda vía comentarios a este post.

http://www.youtube.com/watch?v=6dI5ewOmHPQ

VÍDEO: LOS COCHES MALDITOS

Llevo días dudando acerca de la conveniencia de escribir o no este post. Sé que el que lo lea puede pensar de mí que soy un poco morboso o tétrico. Tal vez lo sea, pero no me importa. Y es que estoy convencido de que se podría escribir una historia del automóvil en función de las personas famosas o importantes que fallecieron a bordo de ellos.

Los coches son máquinas bellas y hermosas, que proporcionan momentos espectaculares, pero no se les puede perder el respeto. Desgraciadamente, una de las más importantes causas de mortalidad son los accidentes de tráfico.

Por eso quiero traer a colación en este artículo a alguno de esos vehículos que segaron de raíz las exitosas vidas de sus afamados ocupantes. Automóviles que muchos creyeron que se encontraban malditos por culpa de macabras coincidencias, o por un exceso de mitomanía o de superstición.

Foto: www.twaka.com

Remontándonos atrás en el tiempo, podemos recordar coches de época como el Graef und Stift austriaco en el que fue asesinado por un anarquista el Archiduque Francisco Fernando de Austria; o el Bugatti 35 -algunos han creído que era un Amilcar- cuyos radios de una rueda engancharon el largo foulard  que llevaba al cuello la bailarina Isadora Duncan provocándole la muerte.

Situaciones trágicas, rodeadas de misterio, por hechos acaecidos bajo la sombra de la mala suerte. La prensa sensacionalista siempre se cebó en este tipo de historias, ayudando a que la memoria popular dejase volar su imaginación, avivada por historias truculentas de ritos negros y pactos con el diablo que explicarían sus rápidos ascensos y sus violentas muertes en extraños incidentes.

Más cercano en el tiempo, y no menos enigmático, es el accidente mortal sufrido por Grace Kelly a los mandos -¿realmente era ella quien conducía, o era su hija Estefanía?- de un Rover P6B 3500 S de color dorado y con cambio automático. El vehículo acabó saliéndose de la vía por la que circulaba -una serpenteante carretera de la Costa Azul- sin que haya quedado claro el motivo.

Siguiendo con las princesas, el más mediático de los siniestros sería el del Mercedes S280 que ocupaban Diana de Gales y su amante Dodi Al-Fayed. Ambos fallecieron casi de inmediato debido al terrible impacto contra el pilar de un túnel parisino, cuando el chófer perdió el control del automóvil mientras huía de un grupo de paparazzis a la caza de una exclusiva. Varios años después, no ha quedado el suceso totalmente esclarecido.

Foto: http://motor.terra.es

Como vamos a ver en el vídeo, el que más ha dado pábulo a leyendas  es el Porsche en el que perdió la vida James Dean. A pesar de que con posterioridad fue despiezado y vendido por partes, aquello no fue impedimento para que “Little Bastard” siguiese causando accidentes “supuestamente” inexplicables. Cuesta creerlo, teniendo en cuenta lo díficil que era seguir la trazabilidad de piezas sueltas de un coche desguazado. Sobretodo en una época en que no había informática ni fácil acceso a bases de datos.

El mito de James Dean acabó convirtiendo también en leyenda a aquel Porsche 550 Spyder bautizado por el propio actor como “Pequeño Bastardo”, debido a la dificultad para dominarlo por su relación peso-potencia. Con un motor de 110 CV y doble carburador, propulsión trasera y carrocería de aluminio, el vehículo era extremadamente rápido, siendo capaz de alcanzar los 225 km/h. Personalizado para el protagonista de “Rebelde sin causa” con dos tiras rojas en la parte trasera sobre las ruedas, el número 130 y los asientos tapizados con tela escocesa, no debió de gustarle mucho el automóvil al actor Alec Guinness ya que le vaticinó un trágico final si persistía en conducirlo al límite.

Veamos el vídeo de Iker Jiménez en Cuarto Milenio.

HONDA FCX CLARITY

Foto: www.diariomotor.com

Tras la turra que he estado dando últimamente con los coches de pila de hidrógeno, hoy voy a tratar de añadir algo con datos reales de un automóvil que se ha presentado en España en el mes de junio de 2011. Pese a que Honda barajaba previsiones de ventas de unas pocas unidades -que no llegarían al centenar-, y limitadas al mercado japonés y estadounidense, al final el Clarity también se va a comercializar en España. La intención de la marca japonesa es que este vehículo se adquiera en régimen de leasing. Dadas las poquísimas unidades destinadas al mercado español, serán sobretodo grandes empresas o instituciones públicas quienes puedan conducir uno de estos modelos.

Como en el vídeo adjunto James May, del programa británico Top Gear, ya se encarga de hablar suficiente de sus bondades, yo sólo quiero recordar que este modelo tiene una autonomía de 460 kilómetros y sería extremadamente eficiente si el hidrógeno fuese fácil de obtener. El problema es que en la actualidad, como ya dije anteriormente, la extracción del hidrógeno necesita tanta energía eléctrica que, de no utilizarse fuentes renovables, sería peor el remedio que la enfermedad. Por no hablar de las dificultades de almacenamiento en depósitos presurizados que lo mantengan en estado líquido. De hecho, para solventar esta contrariedad, Honda está trabajando en el diseño de un generador fotovoltáico que genere energía de un modo libre de emisiones.

Foto: Honda

Otra de las cuestiones que nadie aclara es cómo se va a recargar el depósito de hidrógeno en España. Según el sitio web específico del Honda Clarity, existen una serie de estaciones de recarga de hidrógeno en el sur de California. De hecho, en el vídeo podemos ver al propio James May repostando su vehículo de prueba. Además, Honda ha aclarado que están trabajando para desarrollar una “Home Energy Station” que suministraría energía al hogar mientras se recarga el automóvil en el garaje. Pero no he encontrado nada sobre depósitos de recarga de hidrógeno en España.

Por ello creo que, a día de hoy, estos coches son una quimera. Esto no quita para que dentro de varias décadas,  cuando se pueda obtener hidrógeno de un modo barato y limpio y se distribuya en todas partes, todos circulemos con nuestros vehículos de pila de hidrógeno -de Honda o de cualquier otra marca, ya que ninguna quiere quedarse atrás en esta tecnología- y exista la posibilidad de abastecernos de energía eléctrica generada por nuestros propios paneles solares instalados en las azoteas de nuestras casas. De ese modo, nuestra dependencia de los combustibles fósiles habría llegado a su fin y todos seríamos mucho más libres.

Les dejo con James May, mucho más optimista que yo en estas cuestiones.