INICIANDO LOS PREPARATIVOS PARA VENDER NUESTRO COCHE USADO

limpiando-nuestro-coche

Foto: http://ciudadmadrid.olx.es

Si hemos decidido vender por nuestra cuenta un vehículo de ocasión, hay que ser conscientes de que nos internamos en un camino intrincado y lleno de vericuetos. Incluso puede ser que nos llevemos algunos disgustos. Debido a la gran cantidad de estafas que hay en la compraventa de coches, muchos compradores están alerta ante cualquier posible indicio de engaño. Por eso debemos ser muy claros y transparentes en todas nuestras actuaciones.

Creo que lo primero que debemos hacer antes de empezar a ofrecer nuestro automóvil es revisarlo concienzudamente. Tanto a nivel mecánico como de carrocería. Si no somos capaces de hacerlo por nosotros mismos, sería bueno que lo llevásemos a un taller para que nos hagan una revisión completa y nos solucionen los posibles problemas que puedan aparecer en un futuro. Además, también sería un buen momento para que reparemos los golpes que pueda presentar. De ese modo, podemos ofrecer el vehículo con la seguridad de que entrará por los ojos a cualquier comprador.

Una cosa que bajo ningún concepto debemos hacer es manipular el contador de kilómetros totales para que marque menos de los que realmente tiene. De ser así, no estaríamos facilitando en nada la venta y estaríamos arriesgándonos a ser denunciados por una tentativa de estafa. Al contrario, el coche debe presentar los kilómetros  realmente recorridos y deben poder justificarse mediante el libro de mantenimiento. En caso de que no lo tengamos, debemos tratar de completar toda la documentación relativa a revisiones mediante facturas, órdenes de reparación o cualquier otro papel que nos sirva de justificante respecto al correcto mantenimiento del automóvil.

Una vez que tenemos el coche a punto, debemos esmerarnos en su limpieza tanto interior como exterior, para que  esté siempre en “perfecto estado de revista”. Como no sabemos cuando un posible comprador nos puede requerir verlo, debe estar siempre lo más limpio posible para que luzca mejor que otros modelos en venta con apariencia de viejos, sucios y llenos de golpes.

Si observamos que la ITV está a punto de caducar, es muy recomendable que nos adelantemos y la pasemos cuanto antes. Es un detalle que agradecerá el futuro comprador. En este punto es bueno recordar que para transferir un vehículo de ocasión es necesario que tenga la ITV en vigor. Aunque no haya vencido, si está próximo a hacerlo, no nos cuesta nada adelantar el trámite. A la hora de vender, los detalles son fundamentales. El nuevo propietario lo agradecerá y de ese modo demostraremos que somos personas serias y minuciosas.