LAS DISTINTAS CLASES DE HÍBRIDOS

 

Foto: www.ecologiaverde.com

Aunque no todo el mundo está de acuerdo, parece que el futuro a corto plazo está en los modelos híbridos. A grandes rasgos, se entiende por híbrido a aquel vehículo que está dotado de dos motores: uno eléctrico que funciona a bajas velocidades y otro térmico, que se mueve mediante combustible. Pero aunque la explicación parece sencilla de entender, no todo es tan fácil en este complejo mundo del motor. Para ayudarles a comprender mejor este intrincado mundo, vamos a poner algo de luz sobre algunos conceptos que hay que tener claros. Y para empezar vamos a centrarnos en las clases de híbridos existentes:

Vehículo Híbrido (HEV).

Hybrid Electric Vehicle. Sería un vehículo que combina un motor de combustión con uno eléctrico. Un sistema de recuperación de energía que va montado en muchos modelos actuales de fabricación en serie ha hecho que sean clasificados como Microhíbridos. En cambio, si el propulsor eléctrico sólo sirve para reforzar intermitentemente al motor de combustión, hablaríamos de Semihíbridos. Pero si el motor eléctrico puede hacerse cargo en exclusiva de la propulsión, entonces estaríamos ante un Híbrido Puro.

 

Híbrido Paralelo.

Son los vehículos con motor eléctrico y de combustión, capacitados para propulsar ambos al coche de manera separada o conjunta. Un ejemplo de esta tecnología sería el Audi Q5 Hybrid o el Toyota Prius.

 

Vehículo Híbrido Enchufable (PHEV).

Plug-in Hybrid Electric Vehicle. Un Híbrido Enchufable es un vehículo híbrido cuya batería puede cargarse en la red eléctrica convencional. Estos modelos pueden recorrer largos trayectos en modo eléctrico. De este tipo serían el Citroen C-Zero y el Peugeot iOn

 

Vehículo Eléctrico de Autonomía Extendida (EREV).

Extended Range Electric Vehicle. De Autonomía Extendida es aquel motor que aumenta el radio de acción de un vehículo de accionamiento eléctrico más allá de la autonomía de la batería. Para este tipo se suelen utilizar motores de explosión pequeños y eficientes, que recargan la batería a través de un alternador. Un ejemplo sería el Chevrolet Volt –Opel Ampera en Europa-, que comenzará a venderse en España a finales de 2011

 

Vehículo Eléctrico a Batería (BEV).

Battery Electric Vehicle. Estos automóviles disponen de una batería como única fuente de energía. Sólo funcionan con el motor eléctrico, que es alimentado con la energía almacenada en sus baterías. Estas baterías se podrían cargar mediante enchufe o por campo magnético. Los vehículos deportivos Tesla –fabricante que sólo produce modelos eléctricos- serían los que llevan este sistema.

 

Vehículo con Pila de Combustible (FCEV).

Fuel Cell Electric Vehicle. En una pila de combustible se produce una reacción química controlada entre el oxígeno y el hidrógeno, produciéndose agua, calor y energía eléctrica con la que accionar un motor eléctrico. Mediante este sistema se consiguen rendimientos superiores al de un coche con motor de combustión y sólo emite vapor de agua, con lo que sería la solución más limpia. Pero aún hay muchos problemas para fabricarlos en serie, por eso sólo hay prototipos como el Mercedes Necar 5 o el Audi Q5 HFC.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: -1 (from 1 vote)