NEGOCIANDO LA VENTA DEL COCHE USADO (I)

vendiendo-el-vehiculo

Foto: www.elblogalternativo.com

Si hemos seguido correctamente los pasos descritos en anteriores artículos, tras publicar anuncios de nuestro coche en diversos medios, deberíamos empezar a recibir llamadas de personas interesadas en verlo. Este es un punto crucial para que la venta llegue a buen término, ya que es cuando más veces se suele meter la pata. Por la experiencia que tengo, veo que hay gente –generalmente ajena al mundo de las ventas– que carecen de las habilidades necesarias para tratar con posibles compradores. Para tener éxito en la venta es necesario armarse de paciencia y de temple.

Por otro lado, debido a la picaresca hispánica, la venta de automóviles usados está muy desprestigiada en España. Todo el mundo tiene demasiada desconfianza y miedo a los engaños. Por eso mismo, al colocarse en  la posición de vendedor, hay individuos que lo afrontan con verdaderas dificultades. En bastantes ocasiones he podido ver a particulares que se sentían heridos en su amor propio al percatarse de que su vehículo, que había sido cuidado con cariño y esmero, podía ser minusvalorado por un extraño con la intención de obtener una rebaja mayor en el precio.

Por no hablar de la costumbre patria de creerse superior al vecino por el mero hecho de comprarle algo, pensando que se le está haciendo un favor. Parece que muchos olvidan que las transacciones de compraventa se basan en una relación de igual a igual que busca el beneficio mutuo.

Así que es fácil que podamos encontrarnos con gente grosera que trate de situarse en una posición de superioridad. De la necesidad que tengamos de vender nuestro coche dependerá nuestra reacción: o bien podemos asumir un rol de supuesta inferioridad y tragar con lo que nos propongan; o bien podemos dejar las cosas claras desde el principio de un modo sereno y firme.

Sin embargo, en este proceso podemos encontrarnos también con personas muy educadas y agradables, que demostrarán un interés real por el automóvil que les ofrecemos. Nuestra misión será convencerles de que el nuestro es el mejor para ellos. Y para hacerlo es importante conseguir que los interesados acudan a verlo físicamente. Si tenemos preparados de antemano una serie de argumentos para conseguir atraer a los interesados, en el momento de la llamada nos podremos centrar en los puntos fuertes que despertarán su curiosidad y sus ganas de comprarnos el coche.

Incluso así, en bastantes ocasiones puede suceder que en la primera llamada de teléfono, sin ni siquiera haber visto el vehículo, traten ya de establecer una negociación. Es habitual que escuchemos comentarios dando por sentado que “el precio es negociable”, o “lo que pides es mucho y tienes que quitar algo más de dinero”. Tenemos que tener siempre presente que no debemos enzarzarnos en una discusión de precios sin que el comprador haya visto el automóvil. Si hemos inflado un poquito el precio, le dejaremos intuir que algo se podría hacer pero que habría que tratar este tema en persona. Con educación y calma explicaremos de nuevo al interesado las características del coche y trataremos de concertar una cita para que lo vea y lo pruebe.

Si por un casual no recibiésemos ninguna llamada, debemos replantearnos la validez de la oferta y analizar todos los pasos seguidos, ya que algo no se ha hecho correctamente. Tal vez estemos vendiendo un coche con poca o nula  demanda –a veces pasa con modelos raros o con mala fama-; o quizás nos hayamos pasado al fijar el precio de venta, con lo que deberíamos reposicionar nuestra oferta económica. Pero el problema también puede venir de los medios en donde nos estamos anunciando. Quizás no consiguen llegar a la suficiente audiencia como para encontrar a alguien interesado. Entonces deberemos anunciarnos en otros medios de más difusión o alcance.

Negociando la venta del coche usado (II)

Negociando la venta del coche usado (III)

Negociando la venta del coche usado (IV)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)