BMW 320d x-Drive. Un bávaro multiusos

Cuando haces suficientes cruces en la lista de equipamiento opcional, el 320d, se puede convertir en un súper coche con centro multimedia incluido. Sistema navegación con multitud de funciones, sistema de voz bluetooth y conexión USB son sólo parte del complejo pero de fácil manejo (una vez te hayas acostumbrado a él) menú electrónico del coche. El actual iDrive debería de ser en cuestión de manejo, la referencia a seguir por los demás fabricantes.

Dos sistemas de éste centro multimedia sobran, la conexión a Internet en el coche que es un tanto mañosa y la función de televisión. Las direcciones web hay que introducirlas en la consola central letra a letra al igual que un destino del navegador.

¿La imagen de la televisión sólo se puede visionar cuando el vehículo esta estacionado y aún así, quien pararía para ver en plena autopista operación triunfo?

Los 177 CV del 320d xDrive serían para una serie 3 su motorización ideal. Quien regularmente circula por autopista no debería pedir menos. Y pedir más, tampoco debe de ser. Tiene una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos lo cual es interesante pero poco relevante. Impresiona la velocidad punta de éste tracción a las cuatro ruedas. Quien apriete aquí el gas, le llegará a marcar los 240 km/h. Los kilómetros reales son un tanto menos, aproximadamente 232 km/h. Nada mal para un cuatro cilindros.

Una cuestión aparte es la mera diversión de conducción de éste coche. La dirección, aún con tracción a las cuatro ruedas es muy precisa, el cambio es crujiente y uno se acostumbra rápido a la amortiguación dura. El consumo medio de este vehículo, según BMW, está en los 5,4 litros. En la práctica se mueve esta serie 3 en los primeros 10.000 kilómetros entre los 6,4 y 7 litros y quien acelera en autopista bien puede llegar a los 7,4 litros. Pero con una conducción eficiente y en un recorrido extraurbano manteniendo medidas de eficiencia se consumen solo 4 litros. En la ciudad los 6,7 litros indicados por el fabricante no son habituales más bien son siete litros.

Como decimos si tienes la capacidad económica, podrás convertir tu coche en un auténtico vehículo multimedia. Entonces sí la diversión junto a la profesión será total. Podrás estar conectado con tu oficina desde cualquier punto o lugar de la tierra y en momentos de aburrimiento, pues tienes cualquier otra opción multimedia: música, pelis o Internet. En cuanto a las prestaciones del xDrive son, sin duda, unas prestaciones maravillosas. Todos los BMW deberían de venir equipados con la tracción a cuatro ruedas.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

AUDI Q3 – Transmisión grosera, dirección suave, consumo elevado

Los 29.900 EUR de precio para un tracción delantera de 140 CV diesel son prácticamente una utopía. Si bien éste es el precio de salida en el concesionario oficial, quien quiera otro color al negro o al blanco tendrá que pagar 775 EUR adicionales. A ello le añadimos que por esos aproximadamente 30.000 euros obtenemos la versión más baja y más básica del Audi Q3. Claro, si tú no vas a hacerle grandes exigencias al coche en sentido prestaciones de potencia o prestaciones dinámicas podría ser tú coche, sería entonces más bien un coche por la imagen y la seguridad.

Nosotros vamos a ir un paso más alla y centrarnos en una versión superior, que si en la realidad nos obliga a poner más dinero sobre la mesa la contraprestación es una relación calidad-precio mejor que en la versión más básica de éste vehículo.

La versión de vehículo SUV de la que aquí se va a hablar trata de un 2 litros gasolina inyección directa con turbo y 170 CV. En su versión básica de serie de seis marchas manual cuesta 33.420 EUR. Las versiones superiores más potentes están equipadas de serie con un cambio doble de siete marchas. Quien se permita esto, no hará nada mal ya que la versión inferior consta de un cambio que transmite una impresión de ser muy sencillo y de cambio rudo. A su vez, la dirección electromecánica del servo podría ser más sintónica. Hay versiones de Audi en las que cambiar y dirigir se hace más divertido.

El motor de 170 CV encaja bien con el Q3, acelera sin esfuerzo el vehículo y aparenta ser harmónico y ante todo trabaja tranquilo. En general este vehículo deja ya sea en autopista o en trazados inexactos una sensación muy harmónica y prácticamente estoica. Pero lo que a uno le sorprende es su elevado consumo. En un recorrido de carretera interurbano deja tras de sí una marca de 9,0 litros. Sin duda un extra en consumo bastante sensacional a la marca indicada por el fabricante de 7,3 litros. ¿Cómo será pues, si el vehículo va con carga máxima y mayor número de pasajeros?

Para viajes rápidos el Q3 de 170CV tiene talento. La oferta de sitio en la parte trasera es agradable aun si las puertas mismas son un poco estrechas. Y la capacidad del maletero de 460 litros así como con asientos abatidos de 1365 litros, es generosa. Pero la  desventaja está en la dificultad de carga debido a un paragolpes trasero que sobresale y un canto de maletero alto.

En resumidas cuentas, el Audi Q3 cuenta con innumerables ventajas aun habiendo pequeños detalles que mejorar. La tendencia generalista de minimizar los SUV, está bien encaminada.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

¿Porqué siempre diesel?

El BMW 320i familiar nos muestra una cara mas cercana de coches con motorización gasolina. Un coche si bien grande, cómodo y a primera vista un coche que impresiona por cifras y datos, un coche que vale la pena estudiar en detalle.

Es costumbre bienavenida española y por lo general europea, al menos en los últimos años, la compra de un coche con motor diesel. Un vistazo a la mayoría de coches que vemos en carretera, nos da la pista. Generalmente en la zaga del vehículo y si nos paramos en los BMW la descripción suele ser de 320d o 318d. Nada malo, pero ahora con el cuatro cilindros gasolina de 184 caballos puede que la costumbre cambie.

De por vida es costumbre identificar a BMW con motores seis cilindros en línea, pero esto ha ido cambiando en los últimos años. Los motores de menor potencia trabajan ya en todas sus variantes de modelos con cuatro cámaras de combustión que con la ayuda adicional de un turbo intentan compensar la pérdida de cilindrada. De ello se hace buena mella en Europa donde los diesel marcan las pautas desde hace varios años. Con modelos como el 320i se podría cambiar esta tendencia. Las prestaciones del 320d y el 320i no se diferencian en mucho.

El motor de inyección directa turbo de dos litros del 320i presta una potencia de 184 caballos con un par máximo de 270 Nm entre las 1.250 y las 4.500 rev/min. Los cerca 100 Nm menos de potencia en comparación con el diesel los equipara el 320i con más revoluciones.

En dinámica de conducción no se notan apenas éstas diferencias. Mas aún en combinación con un cambio de ocho marchas automático en perfecta sintonía con el motor. Por lo general no se pasará de las 1.400 rev/min. El motor del 320i familiar no hace excesivamente mucho ruido al revolucionar lo que deja una buena impresión. En caso de necesidad presta la suficiente potencia para salir de cualquier apuro. La aceleración de los cero a los cien los saca en ocho segundos. Con un peso de 1,6 toneladas. Y una velocidad en punta de 230 km/h.

Con estos valores la comparativa entre gasolina y diesel está dada. Otra cosa es quizás el equipamiento como es la navegación. Cara muy cara. Si bien la unidad multifunción se deja controlar por el iDrive de una manera muy intuitiva, el acceso lento al internet es su lado negativo.

El problema radica una vez más, en el consumo. Con sus nueve litros sigue siendo un coche que para las costumbres actuales deja que desear. Aun así, quien sabe puede que gracias al equipamiento de serie y sus 37.000 euros aproximados de coste las costumbres tienden a cambiar…

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

BMW 330xd Cupé – Emoción + Sentido común

El BMW 330xd cupé con 245 caballos y tracción a las cuatro ruedas, seguramente no sea el modelo más voluminoso de la serie 3, pero sí una recomendación secreta. Un coche tres puertas que gracias a su sistema de tracción a las cuatro ruedas – en BMW denominado xd – te hará alcanzar el sueño de tu juventud.

Al comprar un coche entre otros muchos aspectos surjen dudas si adquirir el vehículo en cuestión con tracción delantera, trasera o a las cuatro ruedas. Pues con el BMW en variante xd, es imprescindible ser un amante de los acelerones y las cargas de potencia sobre el coche en cuestión. Es decir, si optas por un tracción a la cuatro ruedas como aquí es el caso, habrás de ser un tipo de un conducir brusco e inquieto. Sólo así, notarás las ventajas del sistema xd.

Aparte hay que decir que un cupé se compra con el corazón. Y es el caso que éste cupé de BMW modelo 330xd acelera en 5,8 segundos a velocidad 100, en punta coge los 250 km/h, administra 245 CV que es suficiente fuerza, para que con el peso de la tracción a las cuatro ruedas mueva las 1,7 toneladas de peso de este vehículo. No suena a un consumo moderado ni a ser una decisión de compra con sentido. El actual desarrollo de este modelo implica que un poco por encima del ralentí, a las 1000 vueltas, haya fuerza de tracción. Esto es debido al par máximo que ofrece el vehículo (520 Nm entre 1750 y 3000 revoluciones) y al convincente cambio de seis marchas del que dispone.

Recorridos largos son un auténtico disfrute en uno de los BMW cupé más potentes. Se pueden incorporar opcionalmente asientos deportivos, regulables electrónicamente y con soporte lumbar para un mejor confort al conducir.

La consideración, de ahorrarte la compra del modelo más grande diesel de la serie 3 (335d – 286 CV) está justificada. Motivo: el sistema de tracción integral xd del 330 es la guinda del pastel en la motorización diesel. Y la diferencia de 41 CV más, así como 60 Nm de par adicional sólo se notan en terreno seco, en cualquier otro caso, el xd deja atrás al d.

La tracción integral inteligente no se bloquea en el giro cerrado. Otras ventajas adicionales de esta tracción se dan en nieve, donde la resistencia y la calidad de la mismsa sale a relucir.

El sistema de serie control iDrive, asegura una mejora en la selección del entretenimiento digital. Con sus ocho teclas de accesso directo a funciones programadas, la mejora se ha hecho notar.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

BMW 330D – Paquete M

Hablamos aquí del nuevo 330D con 245 CV y un par máximo de 520 Nm. El año de comercialización fue 2009. Aparte del típico carácter BMW, éste coche viene de serie con un equipamiento habitual y común en la mayoría de vehículos – al menos en la casa alemana – en sentido de seguridad: airbags conductor y laterales, anclajes ISOFIX para sillas adaptables, DSC, luz de freno dinámica, faros antiniebla. Más el equipamiento de serie de interior y para el entretenimiento que son: Volante multifunción, climatizador automático, reposabrazos delantero y central trasero, Radio CD y ordenador de a bordo.

Este coche en concreto tiene opcional y previo pago el paquete deportivo M que en combinación con la suspensión de serie y el cromado exterior, está compuesto de: Volante de cuero M, llantas 18´´ y asientos deportivos en cuero. Es automático y lleva el navegador Professional que incorpora un monitor 3D.

Con el paquete M de óptica la berlina de BMW es elegante pero no deportiva. Tiene una óptica rebautizada con el restyling de 2009. Nuevos faros, capó con dos líneas paralelas al comienzo de éste así como una parte trasera nueva con nuevos lúminicos. Ha ganado en carácter y tiene un acabado por lo general logrado. En los laterales del coche no se ha hecho nada. Pero gracias a las llantas de 18´´ se salva esta distancia dando éstos, una imagen de imponencia al vehículo.

En el interior el asiento de cuero deportivo se puede reajustar elctrónicamente siendo esto un equipamiento opcional. Los materiales son de calidad y dejan una buena impresión. En el interior un acabado de aluminio le da una imagen deportiva pero a la vez noble.

Un motor de 245 CV de tres litros es el alma del vehículo. Con un cambio automático de seis marchas permitirá una velocidad máxima de 250 km/h con una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos. Un consumo promedio de 5,7 litros harán del BMW 330 D con paquete M un vehículo ideal para solteros o padres de familia amantes de la exclusividad con un toque de deportividad.

Un vehículo logrado a la par de la tecnología del año 2009 pero que aún hoy presta grandes servicios. Un vehículo que como decimos tiene ese exclusivo feeling entre coche berlina de carretera y coche de carreras. Preparado para coger altas velocidades, los conductores del BMW 330D con paquete M sabrán haber invertido bien su dinero, pues nos encontramos ante un coche con todas las prestaciones en dinámica, seguridad, comodidad y entretenimiento de la gama media junto con una distinción deportiva de carácter único y exclusivo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Audi Q3. La provocación “sensibilizada”

Hace unos años que los SUV no podían ser suficientemente llamativos. El Audi Q7 con sus 5,09 metros y sus 2,3 toneladas es ejemplo de esta moda. De ello que los fabricantes hayan sacado al mercado modelos mas pequeños.

A día de hoy la planificación de la familia Q es tremenda. Tremenda en cuanto a modelos que ofrece el mercado y modelos que están por venir. Para el 2015 esta planificada la salida al mercado del Q6 y el Q8 y para el 2016 el Q9. En términos de la casa Audi los pensamientos o las líneas de actuación según la versión Q de la que se esté hablando son las siguientes: cifras impares (Q3, Q5, Q7 y Q9) indican que se está hablando de un SUV más clásico y las cifras pares (Q2, Q4, Q6 y Q8) apuestan por una línea de trabajo más en estilo cupé pensado para “lobos solitarios”.

El lugar para la presentación del nuevo SUV de Audi Q3 no pudo ser más provocativo. Al menos para los ecologistas. Hace tres años que las jóvenes generaciones de los verdes suizos iniciaron una campaña llamada “Stop-Offroader” (Lema: Yo trago por tres). Y justo es aquí donde se celebró la presentación.

Pero también se podría ver de otra manera, justo en este país presenta Audi su SUV más pequeño. Ya que este coche con sus 4,39 metros entra en la categoría de los llamados SUV compactos. Con competidores como el BMW X1 o el Tiguan.

Lo que respecta a sus valores internos este coche es todo un héroe. Se comenzó la comercialización con un motor de 170 CV. Muy pronto hubo una mejora saliendo al mercado un vehículo con 140 CV diesel y tracción delantera. Para finales de 2012 se calculaba con una versión exagerada de este modelo. Un cinco cilindros gasolina turboalimentado de 300 CV.

En el fondo no le hacen falta estas cabriolas de potencia a este coche. Es un vehículo bien logrado. La óptica se integra en al actual imagen de Audi. Una parrilla enorme, faros grandes y de calidad extrema y una chapa de aspecto tranquilo. Quien se acerque por detrás al vehículo se sorprenderá cuán compacta imagen tiene este SUV.

El diseño interior se merece sus elogios. Todo esta en el sitio que le corresponde, el diseño sigue la tradición de Audi y tiene ese halo de nobleza característico de la marca alemana. Nuevo es el volante de tres radios, nuevos son los acabados interiores en aluminio o madera (opcional). Y sin duda que hay que destacar los equipamientos opcionales como son un sistema de navegación con 60 GB de disco duro, un monitor en color de 7 pulgadas así como acceso WLAN o una función de TV.   

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Comparativa gama media Audi A4 3.2 FSI vs. BMW 330i y Mercedes C350 (Parte III)

Resumamos lo que sabemos hasta el momento de estos tres coches. Con tres motores de respectivamente 250 caballos como mínimo de potencia y una colocación de cilindros en fila en caso del BMW y en V en el de los otros dos, el BMW se lleva el palmarés al menos en cuanto a consumos.

Gracias a un chasis de mayor tamaño el Audi se hace el coche más indicado para trayectos largos. Pues resulta que puede ir equipado con el sistema Audi Drive Select que amortigua las irregularidades de la carretera y en el caso del BMW 330i no se dispone de este sistema.

Con una amplia oferta de equipamientos opcionales de seguridad la casa Mercedes sería la ganadora en temas de carrocería pues BMW no ofrece tanto equipamiento opcional y Audi tampoco. Los materiales en cuanto a acabados son de calidad en los tres vehículos pero puestos a comparar Audi también se lleva el palmarés.

Finalmente queda por analizar el tema del comportamiento del vehículo durante la conducción, lo que comúnmente se conoce como dinámica.

Dinámica en la conducción.

El A4 quatrro profita en el Handling del mismo. Es decir, su sistema de tracción es tan soberano que incluso en curvas cerradas no se pierde ni un solo caballo por sobregiro de las ruedas. A ello entra en el juego el Audi Drive Select con dirección dinámica (265 EUR). Por medio de apretar un botón se puede cambiar el tipo de transmisión de la dirección. El resultado es: menores ángulos de dirección. De esta manera se puede dirigir el Audi con precisión. La tendencia a sobrevirajes en las curvas se mantiene. Aquí el BMW tiene sus ventajas, entra con más velocidad en las curvas por lo que la dirección se convierte en un elemento de ensueño.

Los conocidos momentos de arrastre de la tracción trasera en los modelos de cambio manual del 330i se quedan fuera al bajar de marcha. El BMW se nota como un tablón sobre la carretera. En situaciones límite y con el ESP desconectado el coche culea sin prisa. Quitar el pie del acelerador lo lleva de vuelta a su situación normal. El C350 necesita 37 metros para el frenado del vehículo, más que Audi y BMW.

Conclusión. 

El Audi A4 3.2 FSI quattro sería el ganador en esta comparativa. Debido ante todo por su más grande y bien trabajada carrocería y su agradable confort. Frenos firmes y un Handling soberano le dan una puntuación por encima a la de sus rivales. El BMW 330i con su unidad de tracción ágil sería su inmediato perseguidor. Y finalmente el Mercedes C350 que debido a sus carencias en frenado y un coste mayor quedaría como tercero en la comparativa.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Comparativa de consumos A4 2.0 TDI vs. BMW 320d ED

El consumo, ese gran enemigo del conductor. Junto con el desembolso incial para la compra de uno de estos coches de primeras marcas el propietario de todo vehículo habrá de enfrentarse a un gasto contínuo e inevitable. El repostaje de carburante y en consecuencia el consumo del vehículo es en España un factor muy determinante para la compra de coches.

Partiendo del punto que en los últimos años la venta de coches diesel se ha disparado, estas afirmaciones no hacen más que confirmarse.

Las grandes casas fabricantes de estos coches de primeras marcas prometen promedios de consumo de un cuatro por delante de la coma. Vamos a intentar revelar, cuánto de cierto hay en estas afirmaciones. Comparamos los consumos y los distintos añadidos en tecnología para alcanzar estos números.

¿Ventajas a raíz de la técnica? Suena a Audi. Pero también vale para BMW – al menos – sobre el papel. 4,1 litros consume el 320d ED a los 100 kilómetros, medio litro menos que el A4 aún con 27 caballos más y con la misma cilindrada. Las medidas de ahorro son parecidas en ambas berlinas: una mejorada aerodinámica, función Start – Stop, indicación de marchas en la consola para que el conductor aplique el tipo de conducción correspondiente. BMW ahorra energía a su vez en las frenadas recargando así la batería, además evita las vibraciones a bajas revoluciones mediante un péndulo centrífugo en el volante bimasa. Esto es una medida que anima a la conducción a bajas revoluciones lo cuál funciona en el A4 que no lleva esta técnica, igual de bien.

Audi intenta educar a sus conductores a una conducción acorde con el medio ambiente. Incluye una barra luminosa de color verde en el display la cual indica lo que se ahorra cuando se circula sin climatizador o sin el sistema antivaho.

Por lo general los equipamientos opcionales en estos modelos son limitados. En BMW no hay opción a regulador electrónico de los asientos, asistente de carril o luces adaptables. BMW ofrece más opciones pero deja fuera del programa del 320d el regulador de distancia y sus vehículos llevan ruedas de 16 pulgadas con neumáticos de 205 sin opción a cambio, lo mismo que Audi. Ninguna superficialidad por lo tanto. Solo sería consumo innecesario.

Como vemos y podemos concluir de estas líneas no todo depende de la máquina o del motor propiamente dicho. Por mucho que un vehículo lleve un motor con consumos bajos, todos los añadidos tecnológicos a la máquina y un empleo adecuado por parte del conductor, si resultan en un consumo coherente equivalente a lo indicado por los fabricantes.

Es importante destacar e insistir en el tipo de conducción. Como ya se describió en un post anterior a éste: muchas pequeñas medidas hacen el ahorro.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Audi Q3 – Capacidad de maletero únicamente para las compras

Un vehículo my versátil una vez te hayas decantado por el estilo todoterreno – SUV. Es un coche de diseño dinámico, de imagen cauta y sobre todo, versátil. Aún si no tiene ni punto de comparación en temas potencia, tamaño y prestaciones con sus hermanos mayores de la misma familia Q, es un coche que para un conductor no frecuente que piensa más en seguridad y funcionalidad puede ser más que suficiente.

Con este vehículo podrás llevar a tu familia al campo, viajar y transportar toda clase de bultos o cargas. Pero mejor si tienes un hijo que dos pues lógicamente, el Audi Q3 tiene sus limitaciones.

Para padres divorciados o solteros debería de ser suficiente esta capacidad de maletero. Pero no opinará lo mismo aquel padre de familia que tenga que transportar las compras de su mujer y su amiga. Por tanto quien quiera auténtica capacidad de maletero, deberá pensar en un Q5.

Espacios y compartimientos para objetos pequeños hay más que suficientes en el Audi Q3. Tanto en los revestimientos laterales delanteros con portabotellas incluido así como, en la consola central y en las puertas traseras. Recomendable es el paquete portaobjetos por 100 EUR. Consta de red en el dorso del respaldo de los asientos delanteros y compartimiento bajo los mismos, red situada en el espacio de los pies del acompañante y la guantera con cierre de llave.

Pero los lujos como techo panorámico, iluminación LED para el interior, sistema surround de sonido BOSE de 465 vatios y el disco duro de navegación MMI plus más monitor de siete pulgadas extraíble (2.725 EUR) no están incluidos en absoluto de serie.

La calidad en los botones y los interruptores alcanzan el nivel esperado de Audi, así como los plásticos y el tapizado del maletero. Lo mismo vale por la colocación de los instrumentos y el manejo funcional de los mismos. Esto no se puede aplicar a los sistemas de asistencia. Así reconoce malamente, el sistema de información al conductor las señales de carretera y ni hablar de las obras. Pero muy bien trabaja el asistente de ángulos muertos – este ilumina el espejo con una luz muy viva cuando un vehículo se coloca en el lateral del coche. Igual que el asistente de cambio de carril que corrige la desviación que podamos tener al conducir.

En definitiva, si buscas prestaciones como la potencia o el tamaño deberás de optar por otro Audi de la serie Q de mayor envergadura. Pero si para ti prima la seguridad y la funcionalidad en un marco de precio razonable junto a un sentir por el buen gusto, el Q3 es el coche ideal.

Manejable en los límites de los SUV, seguro, cómodo y fiable el Audi Q3 presenta unos acabados interiores así como una calidad de plásticos en la línea de esta compañía. Haciendo gala de su “Leitmotiv” A la vanguardia de la técnica, el usuario de un Audi podrá estar satisfecho no de haber realizado una compra sino prácticamente una inversión.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

BMW 320d – Diesel de dos litros con aumento de potencia

Hablamos hoy aquí, del BMW E90. Un diesel de cilindrada 2.0 litros (1.995cm3) con 184 caballos de potencia. Con tracción trasera tiene una longitud de 4.531 milímetros y un ancho de 1.817 milímetros. La capacidad del maletero es de 460 litros con un peso total del vehículo de 1.495 kilogramos.

El motor con un par máximo de potencia de 380 Nm con entre 1.900 y 2.750 r.p.m. es explosionado por cuatro cilindros en línea. Tiene una transmisión manual de seis marchas.

Este carrocería – E90 – fabricada desde 2005 en adelante se mantuvo en el mercado hasta octubre del 2011. En concreto el coche del que os queremos hablar hoy, se comenzó a fabricar en 2010. Visto en su conjunto junto con el restyling de la serie 3 cabrio y cupé que se realizaron en el año 2010 hay una serie de nuevas motorizaciones dentro de esta gama. La motorización preferida, éste dos litros diesel con 184 CV también ha sido modificado. Es decir, su predecesor el BMW 320 diesel con 177 caballos ha sido modificado para alcanzar los 184 caballos.

Cuando BMW comienza a ofrecer ediciones concretas de una serie, quiere indicar por lo general su fin. Ahora le tocó a la serie 3 la cuál se pudo obtener durante un período de un año en las versiones Sport, Lifestyle o Exclusive.

El aumento de potencia apenas se nota

Esto también vale para ese vehículo pensado para menores emisiones 320d Edition Efficient Dynamics, el cual principalmente esta dirigido a flotas de empresas. Los clientes privados adquirían hasta ahora principalmente el 320d con la motorización de 177 CV (situaros en el año 2010), cuyo motor de cuatro cilindros fue modificado. Alrededor del 80 por cien de las piezas son nuevas – lo cual – apenas deja diferencia en el salto de la potencia: el salto quedó en los 184 CV con un par máximo de 380 Newtonmeter (antes: 360 Nm).

Y eso es exactamente lo que nota el conductor nota: nada. Esto no quiere decir que la motorización no haya mejorado. Las cultura de revoluciones es ejemplar al igual que el desarrollo de la potencia. Así incluso por encima de las 4.000 revoluciones no se le nota falta de aire aun cuando el deseo de más revoluciones empieza a quedarse corto. Pero para que se consigan unos consumos (reducidos en 0,10) de 4,7 litros a los 100, hay que conducir a bajas revoluciones.

La carrocería ha sido retocada con una nueva amortiguación para un mejor confort. Y esto con éxito, las irregularidades del terreno son amaestradas con eficiencia. Esto no era algo tan habitual en esta serie ya que este coche estaba condenado a la consecución de valores máximos en su dinámica de la conducción. Estos valores ya solo se alcanzaran con la opción de carrocería deportiva en el BMW 320d.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)