Los coches de buyback

El buyback es un concepto que no es exclusivo de la automoción. De hecho, la primera vez que lo oí fue en temas bursatiles, refiriéndose a la compra propia de acciones de una compañía en el mercado abierto. Pues en el mundo de los coches, el buyback consiste en cerrar acuerdos entre las grandes compañías de alquiler a corto plazo y las marcas por los que éstas se comprometen a recomprarles los vehículos que les han vendido en un corto espacio de tiempo. Es decir, las empresas alquiladoras adquieren una flota de automóviles a un precio determinado. Junto con el de compra, también pactan un valor de recompra, que será el que pagará el fabricante cuando haya trascurrido el plazo estipulado –generalmente de seis meses a un año- y se devuelvan los coches.

La empresa de rent a car no tendrá más que calcular la diferencia entre el precio de compra y el de venta para saber cuáles son sus costes. Con este sistema, disponen de una flota renovada y los fabricantes pueden salir mejor en la foto matriculando más unidades. Aunque creo que no es correcto por lo que explicaré más adelante, generalmente estos vehículos seminuevos se suelen ofrecer como Kilómetro Cero en los concesionarios de cada marca. More