Las diferencias en las valoraciones de los coches usados

Gracias a los muchos lectores que me preguntan sobre las tasaciones de sus coches usados, he podido comprobar que cada vez más se está produciendo un fenómeno curioso: la percepción por parte del propietario del valor de un vehículo de segunda mano no coincide casi nunca con su valor real. Aunque parto de la base de que el ojo del amo engorda al caballo, veo que las cifras difieren excesivamente respecto de lo que dicta la lógica.

Antes de nada debería explicar la forma en que se obtiene el precio de un automóvil de ocasión. Teniendo en cuenta que los bienes como los coches se desgastan y averían con el uso y el paso del tiempo, es más fácil de entender el motivo de las depreciaciones. Por eso mucha gente emplea una regla por la que toman el valor de nuevo de ese vehículo y le aplican una devaluación mayor o menor en función del tiempo transcurrido desde su fabricación y la demanda que tiene ese mismo modelo en el mercado de ocasión. Una persona razonable debería pensar que si compró un Volkswagen Golf por el que pagó 18.000 euros hace ocho años, no puede pretender que valga hoy 15.000 euros por muy bien cuidado esté. More

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)