audi

El futuro cada vez está más cerca

Tras la parada técnica provocada por un fallo en el servidor, prosigo mi labor en el blog. Esta vez explicando una serie de avances imparables. De siempre me ha gustado elucubrar sobre mejoras o inventos que harían la vida más fácil, ideas que por falta de recursos y conocimientos nunca he podido llevar a cabo. Pero los fabricantes de coches tienen ingenio y dinero suficientes para poder desarrollar unas innovaciones que nos facilitan mucho la vida.

La noticia que leía esta mañana en la edición impresa del periódico El Mundo destacaba que desde el 1 de marzo el estado de Nevada permite circular por sus carreteras a vehículos que no necesitan ser guiados por un ser humano. Entiendo que para cualquier persona que desconozca el alto desarrollo tecnológico del sector de la automoción, puede parecerle de ciencia ficción; aunque es algo que no debería sorprender a nadie. Desde hace bastantes años muchos automóviles equipan elementos de aceleración automática sin necesidad de ir pisando constantemente el pedal. Tras ese sistema, los fabricantes dieron un significativo paso adelante diseñando tecnologías para frenar y acelerar autónomamente dependiendo de las condiciones del tráfico. De este modo, con el control de crucero adaptativo, no es necesario que aceleremos ni frenemos, ya que lo programamos a una determinada velocidad y el coche la mantendrá siempre que no haya otro delante que circule más despacio. De ser así, el vehículo lo detecta y se adapta a esa velocidad para evitar la colisión.  More

Audi Selection Plus

Todo el que entienda un poco de coches sabrá que las marcas se imitan unas a otras hasta la saciedad. Lo que saca una hoy, mañana lo está ofreciendo también la de al lado. Sobretodo las que compiten directamente en un mismo segmento, como es el caso de Mercedes, Audi y BMW. Son tan parecidas entre ellas que ofrecen gamas de modelos muy similares, con las mismas motorizaciones e igualdad de equipamientos de serie. Pero las coincidencias no sólo se producen en lo que respecta a los vehículos nuevos. Muy conscientes de la falta de credibilidad y profesionalidad que abunda en las redes de venta de automóviles de ocasión, todos han decidido crear unos programas “premium” que eleven el nivel considerablemente. Si la última vez hablamos de la Ocasión Estrella de Mercedes-Benz, hoy le toca el turno a Audi Selection Plus.

La filosofía es muy similar y en ocasiones cuesta distinguir a uno de otro. En principio, el fabricante de Ingolstadt quiere ofrecer una selección de vehículos seminuevos con las mismas garantías que al adquirir uno nuevo. Para ello es necesario que los coches se revisen exhaustivamente antes de ponerlos a la venta mediante un sistema normalizado de 110 puntos de chequeo. Sólo superando este examen de fiabilidad el vehículo es válido para pertenecer a este selecto grupo.  More

Las mejores felicitaciones navideñas

En otras ocasiones hemos hablado de la publicidad de las marcas de coches. Suelen ser imágenes impactantes, en algunos casos humorísticas, que buscan dejar huella. Nadie puede negar que los departamentos de publicidad de los fabricantes se esfuerzan de un modo muy profesional en conseguir dejar el mayor recuerdo posible en las frágiles cabecitas de los consumidores del siglo XXI.

En Navidades, las principales firmas automovilísticas publican anuncios o envian felicitaciones a sus clientes, (…) More

ALEMANIA PARA ADICTOS AL MOTOR

El museo de Mercedes-Benz a la izquierda y el centro de ventas a la derecha. Foto: Wikipedia.

Ahora que ya está dando sus últimos coletazos este largo puente que ha paralizado a España durante una semana, les propongo un viaje sin tener que salir de sus casas. El vídeo, además, tiene doble intención ya que al estar las Navidades tan cerca, tal vez les queden aún vacaciones para poder hacer una escapadilla hasta Alemania, al estado de Baden-Wurtemberg.

La visita al país germánico debería ser obligada al menos una vez en la vida para todo aquel que guste de los coches. Incluso si alguno de los lectores es un “ferrarista” consumado o un fan de los vehículos ingleses, debería conocer una de las mecas de la industria automovilística mundial. Debido a su capacidad emprendedora, su eficacia fuera de toda duda y a su elevada productividad, ha creado muchas de las más destacadas marcas de automóviles que existen hoy en día. Empresas como Mercedes-Benz, Volkswagen, Porsche, Opel,… han hecho de Alemania una de las grandes potencias económicas del panorama internacional.

Lo mejor es que muchas de las marcas se localizan unas muy cerca de otras. Por eso, lo mejor es tomar un vuelo a Stuttgart y una vez allí alquilar un vehículo para moverse por los distintos puntos de interés. Y eso es lo que hicieron los reporteros del canal de viajes en Internet Minube.tv.

Como no todo va a ser coches en la vida, podremos ver una propuesta de actividades a parte de la automoción, con visitas más lúdicas o culturales a ciudades como Heidelberg, con su hermosísimo centro histórico, o el lago Titisee, en la Selva Negra.

Como los lectores no entran en este blog para informarse sobre viajes, vamos a hablar de lo que tiene más relación con nuestra temática.

Uno de los puntos de interés que salen en el vídeo es el circuito de Hockenheim. Como es previsible en una región totalmente dominada por la industria automovilística, es normal que dispongan de un gran circuito de carreras. Entre otras muchas, la prueba más destacada que suele albergar es el Gran Premio de Alemania de Fórmula Uno.

Sin embargo, este autódromo no es el único lugar mostrado en este viaje por Baden-Wurtemberg. Lo que más gusta a los fanáticos de los coches serían los museos de las dos marcas que tienen su sede en Stuttgart: el de Mercedes-Benz y el de Porsche. En ambos casos son edificios de carácter futurista creados con la intención de realizar un recorrido expositivo por el devenir histórico de ambos fabricantes.

Cerca de Stuttgart, en Neckarsulm, Audi tiene una fábrica en la que construye modelos tan exclusivos como el R8 o el A8. Junto a sus instalaciones fabriles, la marca de los cuatro aros ha erigido un edificio denominado Audi Forum, que alberga actividades de representación social de la marca, así como eventos publicitarios.

Disfrutemos del vídeo, no sin antes emplazar a los lectores que ya conozcan algunos de estos lugares para que compartan sus experiencias con nosotros a través de los comentarios.

VÍDEO: LA CIUDAD DE LAS PRÓXIMAS DÉCADAS

Foto: www.festivalofideasnyc.com

Estoy convencido de que hay que mirar al futuro. Pero no puedo dejar de hacerlo a través de la perspectiva actual. Debido a eso, por más que tengo claro que el porvenir de la movilidad personal va a ser muy distinto, sigo imaginándolo con parámetros de este tiempo. Puede ser que no esté dotado para la ciencia ficción. O quizás es que soy excesivamente racional.

De cualquier forma, muchos coinciden en afirmar que, en caso de que sigan exisitiendo los coches dentro de unos años, estos no dispondrán de un motor de combustión. Por eso me produce miedo observar que en España el precio de la energía eléctrica está sufriendo una escalada de precios que parece no tener límite. ¿Qué será de los precios de la luz cuando aumente todavía más la demanda debido a la implantación mayoritaria de los vehículos eléctricos?

No obstante, leyendo los trabajos del Audi Urban Future, tal vez mis miedos sean infundados y no tenga tanta importancia la energía que mueva a los automóviles. Es díficil predecir lo que sucederá a medio plazo. Por eso me encanta la forma de ver el futuro de algún gurú como Chris Anderson, director de la revista Wired: “Conduje mi coche al trabajo. Cada elemento de esta frase será ridícula para mis hijos. ¿Conduje? , que el coche tenga que conducirse será arcaico para ellos. ¿Mi coche, la noción de propiedad también va a cambiar. ¿Al trabajo? Implica que hay una localización donde se trabaja, cuando cada vez más la gente trabajará en cualquier lugar”.

Como ya dijimos en un especial sobre el simposio organizado por la marca de los cuatro aros, la tendencia para el año 2030 es que la tierra estará habitada por 7.000 millones de personas. El 70% de ellos vivirán en megaciudades. Y no hace falta irse a grandes urbes como Nueva York, Bombay o Ciudad de Méjico. En nuestro propio país cada vez se está acusando más una propensión a la concentración de grandes masas de población en unas pocas áreas metropolitanas, frente a un despoblamiento masivo de grandes zonas caracterizadas por su baja actividad económica.

A pesar de haberlo tratado ya, el asunto me parece muy sugerente y creo que puede dar para varios post. Por eso he seguido investigando por mi cuenta y me he leído prácticamente todo lo que ha caído en mis manos sobre el futuro del urbanismo. Y el urbanismo debe evolucionar a la par que el automóvil. Es imprescindible que ambas partes remen en el mismo sentido, ya que la gente no va a renunciar a los coches, por muy incómodas que se vuelvan las ciudades.

El vídeo que complementa este post es muy visual y ayuda a entender los conceptos que manejan los expertos reunidos por Audi para que, a base de creatividad e imaginación, dirijan su mirada al futuro con la intención de anticiparse al mismo. Los temas que tratan son apasionantes pero muy complejos. Incluso a veces cuesta entenderlos. Como explican de un modo muy certero en la revista Autopista, las palabras se entienden pero se pierde gran parte del mensaje por culpa de unas afirmaciones algo rebuscadas y de unas preguntas con respuestas implícitas, apenas sugeridas, levemente susurradas.

Parece que nos encontramos ante una revolución protagonizada por las redes sociales y la interactividad. El mundo ya está interconectado, y el futuro parece percibirse como un entramado cada vez más tupido de redes de distintos niveles. La tecnología evoluciona a velocidades sorprendentes, sobretodo en el ámbito de las comunicaciones. Quizás dentro de veinte años ya no sea necesario que las ciudades queden delimitadas por espacios exclusivos destinados a peatones y otros para los coches. Tal vez nuestros nietos caminen por vías sin aceras ni carriles que canalicen el tráfico.

La electrónica parece indicarnos que el asfalto terminará por convertirse en “inteligente”. Entonces todos los que usan las calles podrán circular por ellas, reservando su uso mediante diodos luminosos. Por otra parte, las trayectorias de los automóviles serán previsibles y un sistema de inteligencia artificial podría ordenar y redirigir el tráfico en caso de existir la posibilidad de una colisión. De ese modo, la tecnología coordinaría el uso compartido de la calle por vehículos y viandantes.

PRUEBA DEL AUDI Q3: EXPECTATIVAS CUMPLIDAS

Si hace unos días escribía sobre la prueba del BMW X1, hoy toca hacerlo sobre la del Audi Q3, que fue otro de los coches que estuve probando por los alrededores de Munich el mes pasado. Creo que no exagero si digo que este SUV de Audi es uno de los modelos más esperados y que más han dado que hablar últimamente.

Desde los primeros rumores allá por 2009 al presentarse el Audi Cross Coupé Quattro Concept, hasta la primicia que dio el presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, anunciando a bombo y platillo que el modelo se fabricaría en España, en concreto en la factoría que Seat tiene en Martorell. Eso ha hecho que la gente le vaya tomando cariño al vehículo y lo sientan como más suyo. Pero también hay clientes que no se fían del “made in Spain”. Para aquellos que confían más en la tecnología alemana, he de aclararles que el Q3 es tan germano como el que más, y poco tiene que ver con los modelos de Seat con los que comparte la fábrica.

Aparentemente, en un primer vistazo distraído, diríamos que es un Audi Q5. Y es que los fabricantes cada vez se han vuelto más conservadores y no quieren arriesgar ni un ápice con diseños excesivamente novedosos o arriesgados. Conocen muy bien todo lo que funciona y lo explotan hasta la saciedad. No obstante, si observamos más detenidamente el automóvil, comprobaremos que sus líneas son mucho más deportivas, más atléticas, más fibrosas.

En vista frontal, lo que más destaca es la parrilla biselada y los faros con diodos led del tipo fibra óptica –nada que ver con los que presenta el Q5-. Si nos ponemos en un lateral mirando el perfil del coche, podremos percatarnos de la tendida línea en la zaga que le otorga una sugerente caída de coupé. Aunque no tanto como la que presenta el concept en el que está inspirado, el Audi Cross Coupe Quattro.

Sin embargo, mi primera impresión fue un poco desconcertante. Tal vez porque me esperaba un tamaño similar al del BMW X1, me pareció algo pequeño. No tanto por ser de reducidas dimensiones -tan sólo es 24 centímetros más pequeño que el Q5-, si no porque aparenta ser menos amplio de lo que realmente es. Y es que su interior engaña, ya que entran con holgura cuatro adultos de 1,80 metros de altura, sentados cómodamente. No debemos olvidar que hay muchos monovolúmenes, con fama de espaciosos, que son menos amplios que este Audi Q3.

¿Lo mejor de este vehículo? Lo típico de Audi: las calidades, la ergonomía, las supensiones firmes pero confortables,… Pese a ser un automóvil posicionado en un tramo más bajo de precios, no se puede decir que el fabricante haya reducido su nivel de acabados.

El puesto de conducción es cómodo, aunque quizás las banquetas de conductor y acompañante pequen de cortas. Pero no es un problema exlusivo de este modelo. He observado el mismo tipo de asientos en sus hermanos mayores –el Q5 y el Q7-. Algo que no termino de entender, ya que los muslos no van bien apoyados, quedando una gran parte de ellos al aire.

En este evento pude probar tanto el diésel de 177 CV con tracción quattro y cambio automático, como el gasolina de 211 CV con el mismo sistema de tracción y cambio. Y gracias a estas oportunidades uno se vuelve a reconciliar con los motores de gasolina, tan ninguneados por el cliente medio español. Estoy seguro de que si apareciese con un coche de 211 CV de gasolina, me tocaría pasar mucho tiempo justificando ante mis amigos y familiares la conveniencia de haber elegido un automóvil así. Pero cuando se circula con él, la cosa cambia y ya no te acuerdas de las pegas que te pueden poner los parientes. Lo mejor de todo es su capacidad de aceleración, con un sonido ronco y deportivo, que empuja al máximo con 300 Nm de par motor desde que la aguja del cuentarrevoluciones se encuentra en la parte más baja, dejándote pegado al asiento.

De excepcionales prestaciones, el diésel de 177 CV también empuja con solvencia y elasticidad. A pesar de ser un propulsor refinado y vibrante, no es tan emocional como el de gasolina, que produce sensaciones a flor de piel, de las que te dejan tocado el corazón. Aunque sí que es cierto que el bolsillo lo agradece por unos consumos bajísimos para ser un motor de potencia elevada, 380 Nm de par, con tracción total y cambio automático.

Otra de los grandes puntos fuertes de este modelo sería el cambio S-Tronic de doble embrague. Es rápido, muy rápido. Si lo comparamos con otras cajas de cambios automáticas, gana con ventaja a sus principales competidores. Por eso hasta Porsche lo está usando ya con el nombre comercial de PDK. El resultado es que las reacciones del vehículo son más deportivas y en muchas ocasiones se te olvida que conduces un SUV.

Para concluir el “test drive” tuvimos la oportunidad de conducir en un circuito con una serie de pruebas que demostraron las estupendas cualidades todoterreno de este modelo. Una de las más espectaculares fue encarar una rampa ascendente y otra descendente, con un balancín en la cúspide que cambiaba el coche de plano. Superando este obstáculo sin problemas, la tracción quattro demostró sus grandes dotes. Otra muy llamativa fue el ataque de pendientes laterales sin poner en peligro la estabilidad. Además, también realizamos vadeo de ríos sobre plataformas, superación de zonas bacheadas,… Pese a que estoy convencido de que muy pocos Q3 van a pisar el campo, las virtudes offroad son excepcionales.

PIQUES LEGENDARIOS EN LA PUBLICIDAD DE AUTOMÓVILES

Imaginen que un día circulan por la A-1 y que, a la altura de Alcobendas, cerca de La Moraleja, ven que Audi ha puesto una enorme valla publicitaria con la foto de un A4 acompañado de la frase “Tú mueves, BMW”. Pero vamos a continuar fantaseando. Supongamos que, unos días después, junto al panel de Audi aparece ahora un nuevo cartel, incluso más grande que el de la marca de los cuatro aros, con un agresivo BMW M3 junto al que pone “Jaque mate”. Lo primero que pensaríamos es que se trataba de una broma. Más que nada porque en España no es habitual realizar este tipo de publicidad. Cosa muy distinta sería en Estados Unidos. Porque los anuncios realmente existieron y se colocaron en el año 2009 en la carretera que une Santa Mónica y Beverly Hills.

Foto: www.bmwblog.com

Foto: www.bmwblog.com

La batalla, aunque parecía zanjada, no había terminado. Audi contraatacó con otro panel publicitario en Santa Mónica en el que aparecía un R8 con la siguiente frase: “Es tiempo de comprobar vuestra insignia de lujo. Puede haberse acabado”.

Foto: www.motorpasion.com

En Estados Unidos es muy habitual utilizar el nombre de los competidores y compararse con ellos. Sin embargo, en España, salvo contadas excepciones, apenas se usa esta técnica. De hecho, mucha gente cree que este tipo de propaganda está prohibida. La realidad es que el sector publicitario prefiere mantener un pacto entre caballeros por el que no recurre, salvo contadas excepciones, a la publicidad comparativa. Pero en otros países son mucho más agresivos y no tienen problemas en aludir a la competencia.

Seguimos con Audi:

Como podemos ver en este sencillo spot, con un mensaje muy claro se utiliza sin el más mínimo rubor los valores de otros fabricantes para compendiarlos en una sóla marca. El diseño de Alfa Romeo, el confort de Mercedes-Benz, la seguridad de Volvo y la deportividad de BMW en un sólo coche: Audi. Esta cuña habría sido muy criticada si se hubiese emitido en España.

Pero no siempre es el fabricante de Ingolstadt el que empieza atacando. En el siguiente ejemplo, es BMW la que, de un modo más sutil, se aprovecha de su competencia subrepticiamente para promocionarse. El niño protagonista del spot se empeña en discutirle a su profesora que sí que son compatibles los conceptos de deportividad y eficiencia. Como quien no quiere la cosa, los creativos de BMW han dejado que se cuele un niño con una gorra de Audi, que termina por sacarle la lengua a su compañero. Además, de refilón también han sacado a un A4 Avant entre todos los BMW, lo que parece contrariar un poco al crío.

No obstante, no siempre los publicistas de BMW son tan sutiles. En el siguiente vídeo han optado por no dejar nada a la imaginación y explican sin ambages qué marca gana en deportividad:

http://www.youtube.com/watch?v=6qNJxyOfsIA&feature=player_embedded

Audi no sólo ha entablado guerras con sus competidores germanos. Al lanzar el Audi R8 5.2, tenía que captar a un cliente distinto, que provenía de marcas como Ferrari o Lamborghini. El problema era que existe una norma no escrita en el Grupo Volkswagen por la que no se puede mencionar, ni para bien ni para mal, a ninguna empresa del grupo. Por eso Lamborghini quedaba descartada. El objetivo era claro: Ferrari, y su emblemática sede de Maranello.

Para terminar, me gustaría traer a colación uno de los piques más míticos de los últimos tiempos. Todo comenzó cuando BMW publicó el siguiente anuncio:

Foto: www.diariomotor.com

BMW felicitaba a Audi por haber obtenido el premio al mejor vehículo del año en Sudáfrica, “de parte del ganador del Automóvil del Año a nivel mundial”. Como es evidente, Audi no rehuyó la batalla y difundió el siguiente reclamo:

Foto: www.diariomotor.com

Audi desplegó toda su artillería felicitando al ganador del premio al Coche del Año a nivel mundial, de parte del ganador de seis ediciones consecutivas de las 24 horas de Le Mans. Pero es entonces cuando un tercer ejército entró en liza:

Foto: www.motorpasion.com

Pese a que nadie le había dado vela en ese entierro, Subaru entró como un elefante en una cacharrería felicitando a ambos por ganar concursos de belleza, de parte del ganador del premio al mejor Motor del Año. Las hostilidades eran generalizadas y parecía que el conflicto iba a desembocar en una guerra mundial. Por eso Bentley intervino con señorío y “savoir faire”:

Foto: www.motorpasion.com

Y busquen en esta última foto a ver si encuentran por algún lado la mención a Audi o a cualquier otra empresa del Grupo Volkswagen. Bentley -como uno de los buques insignia del Grupo Volkswagen- cumplió con el precepto y además aprovechó para dejar bien claro el valor que realmente tienen esos certámenes que se mantienen sólo por razones publicitarias, y para que determinadas revistas y periódicos vendan algún ejemplar más.

ESPECIALES: LA MOVILIDAD INDIVIDUAL EN LA CIUDAD DEL FUTURO

Si hay algo que me llame particularmente la atención de la industria del automóvil es su capacidad para reinventarse así misma, para analizar sus procesos y formas de trabajar, y replantearse hasta los dogmas más básicos. Su capacidad de innovación les permite destacar por encima de otros muchos sectores, siendo expertos en adaptarse a las circunstancias cambiantes de un mercado caprichoso y voluble.

Foto: www.gpeuropa.net

Con ese objetivo prioritario de permanente readaptación, el fabricante alemán de vehículos de gama alta Audi ha dado un paso adelante y ha convocado un simposio denominado Audi Urban Future Summit coincidente con el Salón del Automóvil de Fráncfort. El encuentro tuvo lugar la semana pasada en el vanguardista “The Squaire”, y congregó a los mejores especialistas

de distintos ámbitos con mucho que decir sobre el futuro de las ciudades: arquitectos, sociólogos, diseñadores, urbanistas, periodistas, científicos o ingenieros que acudieron con la premisa de ser creativos y visionarios.

El convocante del evento tiene muy claro que quien golpea primero, lo hace dos veces. Por lo tanto, se ha tomado totalmente en serio el trabajo para detectar cuáles van a ser las tendencias del futuro, con la intención de posicionarse a la vanguardia de las mismas. Para ello ha organizado este foro multidisciplinar que tiene por objeto atisbar un futuro que a todas luces parece muy distinto a los tiempos actuales que vivimos.

Foto: www.audi-urban-future-initiative.com

Casi todos los expertos que han intervenido están de acuerdo en que el futuro nos va a presentar una realidad urbana muy compleja, con megaciudades cada vez más superpobladas. Si no se toman medidas racionalizadoras, estos núcleos  urbanos pueden terminar por ser inhabitables. Es evidente que, si no se hace nada por evitarlo, el exceso de coches será cada vez mayor con el consiguiente aumento de colapsos circulatorios cada vez más reiterados. Progresivamente se hará más incómodo circular y no habrá sitio material para aparcar tantos automóviles. Por no hablar de la contaminación inherente en  el caso de que se sigan fabricando motores de combustión.

Lo que Audi se plantea es algo que cualquiera con dos dedos de frente debería pensar: ¿Qué tenemos que hacer para que la ciudad no se convierta en un medio hostil para el individuo? ¿Es posible que el futuro prescinda de los vehículos? ¿Es sostenible el modelo actual de movilidad individual? En mi opinión, la respuesta a estas preguntas marcarán la senda de un mañana más saludable. Pero no debemos ser excesivamente apocalípticos. Creo que el automóvil, entendido como elemento individual de desplazamiento, no desaparecerá. Pero tendrá que adaptarse conjugándose de una manera mucho más eficiente con los sistemas de transporte público.

En esta línea se han postulado varios conferenciantes que resaltaron la necesidad de que los coches sean más eficientes energéticamente. Además, deben ofrecer mayores utilidades. Como ha dicho el ingeniero Heinz Hollerweger, no sólo hay que pensar en el uso que se le va a dar al vehículo, también hay que plantearse el aprovechamiento durante las horas que pasa aparcado: “podrá limpiar el aire que ensucia o servir como elemento de mobiliario urbano”.

Como ha resaltado Peter Schwarzenbauer, responsable de ventas de la marca de los cuatro aros, el automóvil va a cambiar más en los próximos 30 años “que en los 80 que tiene de historia”. Y según los distintos ponentes, el vehículo va a perder el protagonismo que ha tenido hasta ahora. Tal vez, como dijo el periodista Charles Leadbeater, en un futuro sea más importante el viaje que el coche. Pero, incluso así, es mucho más que un elemento de movilidad. Como icono de diseño o signo de representación, el automóvil tiene mucho que decir en el futuro, aunque haya que reinventarlo completamente.

Foto: www.audi-urban-future-initiative.com

La cumbre se articuló en tres ejes intrínsecamente relacionados con los premios de arquitectura Audi Urban Future 2010: las redes de datos, la cooperación social y la gestión de recursos. Siguiendo estas tres líneas, los invitados disertaron sobre la posibilidad de mejorar el entorno urbano mediante el diálogo y la cooperación. Y, como es obvio, la única forma de poder conseguir una urbe más amigable es trabajando juntos todos los actores implicados –ciudadanos, políticos y empresas- que deberán remar en el mismo sentido. De ahí que Audi se haya implicado tanto en un proyecto que pretende perpetuarse en el tiempo y que va a marcar el trabajo del fabricante en su estrategia a medio plazo.

Como conclusión, podemos decir que los participantes estiman que, en el futuro, los coches se moverán de forma autónoma y estarán permanentemente interconectados con su entorno a través de Internet. Pese a la ambigüedad de la declaración, parecen indicar que se podrán usar las comunicaciones para muchos sistemas: evitar atascos, buscar aparcamiento o generar rutas alternativas de modo dinámico y personalizado.  En lo que nadie quiere mojarse es en dar respuesta a la pregunta sobre si los automóviles se conducirán solos, sin intervención humana.

Por otra parte, el encuentro ha dejado patente que, mientras no se generalicen y funcionen correctamente los servicios de transporte público, no puede redefinirse un nuevo sistema individual de movilidad urbana. Sólo con una red de transporte público eficiente que cubra todas las necesidades, puede replantearse el uso del vehículo particular. Y esto es de vital importancia en las grandes ciudades de Asia e Hispanoamérica, que crecen desmesuradamente sin ningún tipo de restricciones. En un futuro, si no se encuentra una solución satisfactoria, los problemas pueden aumentar exponencialmente ya que no hay espacio físico suficiente para todos los automóviles que podrían circular a la vez.

Por último, en el simposio dieron por seguro que cuando los coches puedan conducirse “de forma autónoma”, la problemática del espacio que tendrá que dedicarse para estacionamiento y los atascos pasarán a mejor vida. Será entonces cuando la ciudad se convierta en un entorno más cómodo y amigable, pudiéndonos mover por ella con más facilidad.